Desafío 15 días/15 prácticas

Te proponemos este desafío: una práctica por día, durante 15 días.

La propuesta es hacer cada día una práctica que consiste en un ejercicio simple y beneficioso. El objetivo es elevar nuestra energía y alinearnos con quienes somos en verdad, más allá de todo pensamiento, miedo y creencia.

Te invitamos, también, a que compartas este desafío con quienes creas que podrían sumarse. La idea es vivir los siguientes 15 días de una manera diferente y es ideal hacer los ejercicios con alguna otra persona. Cuantos más seamos, mejor, para enfocarnos en generar una oleada de efectos positivos.

Podemos empezar a  vivir hoy, lo que queremos para toda nuestra vida.

DÍA 2: AGRADECER

La práctica del día 2 es AGRADECER

Hay una gran oportunidad de aprendizaje que se  presenta frente a una limitación: es darnos cuenta de lo poco que valorábamos lo que teníamos antes. Frecuentemente, dirigimos más nuestra atención a lo que nos falta, a lo que le falta al otro y a lo que le falta al mundo. A la carencia.

Muy pocas veces nos detenemos a honrar lo que tenemos, aquí y ahora, lo que está presente, y en abundancia. Culturalmente, vivimos en una frecuencia de carencia, porque  dirigimos la atención allí en forma errónea. Sin embargo, siempre es posible empezar de nuevo y aprender a mirar de manera diferente. Adonde llevás tu atención, eso se expande. Y eso es lo que queremos empezar a practicar hoy: expandir todo aquello por lo que nos sentimos bendecidos.

¿Por cuáles cosas podés sentirte agradecid@ aquí y ahora? ¿Qué bendiciones te rodean que hasta ahora habías pasado por alto? ¿Qué sentís que podés agradecer a partir del surgimiento de este virus?

Hoy te proponemos que pongas tu alarma en el celular 4 veces al día.  Podría ser a las 11, a las 15, a las 19, y antes de irte a dormir.  Hacé una pausa, mirá a tu alrededor, y encontrá tres cosas por las cuales agradecer.

También podés crear una lista más larga de todo lo que tenés para agradecer en tu vida. El agradecer te conecta con la fuente de abundancia, paz y amor que ya están dentro tuyo.  Además, el agradecimiento corta la corriente incesante de pensamientos.

Hoy podés empezar a vivir de una manera distinta, valorando todo lo que tenés y el regalo de la vida.

DÍA 4: AYUDAR

A menudo el estar demasiado pendientes de nosotros mismos – de lo que pensamos y de lo que nos pasa- nos lleva a encerrarnos en un pequeño mundo que nos genera insatisfacción y limitaciones. Salir de nosotros hacia los demás puede aliviar gran parte de la tensión que sentimos, y hoy más que nunca ¡tu ayuda es invalorable!

Te damos algunas ideas de cómo podés ayudar.  Te proponemos hacer algo por otra persona cada día, para poder abrirte cada vez más a vivir más conectado al practicar el compartir y la bondad amorosa.

🌻Llamá a alguien, especialmente si son personas mayores, para ver cómo están y si precisan algo.
🌻Cociná con cariño algo rico para compartir con quienes conviven con vos.
🌻Proponete dar palabras de aliento a quienes te rodean y no repetir mensajes negativos.
🌻Ofrecé tu conocimiento de manera gratuita para ayudar a alguien con un proyecto o necesidad.
🌻Participá de alguna campaña, movida solidaria o propuesta de ayuda que te entusiasme.
🌻Mandá un mensaje positivo auténtico de algo que te haya servido a tus grupos de whatsapp o redes sociales.
🌻Si por miedo compraste de más, ¡estás a tiempo de compartirlo con otros que se quedaron sin esas cosas!
¿Qué otras ideas se te ocurren?

DÍA 5: REIR

¿Sabés qué es muy contagioso? La risa.
En la infancia, o en tu adolescencia, seguro hubo algún incidente donde a alguien le causó mucha gracia algo en público y trató de suprimir la risa. Hasta que no pudo aguantar más y explotó en una sonora carcajada. Por efecto contagio, te empezaste a reír, igual que tus amig@s, hasta que la risotada fue general e imparable.

La risa tiene un efecto terapéutico. No es la risa del loco ni del bufón que no sabe tomarse nada en serio. Es la risa sana, que contagia, que se propaga como fuego en un pastizal. La que compartimos entre todos. Incluso en días difíciles y tiempos sin precedentes.

La práctica de hoy es agradecer por todo lo que te hace reír. Y tratar de compartir eso que te causa gracia con alguien. Puede ser ver media hora de stand up, disfrutar de una comedia, o reírte con una serie cómica antes de irte a dormir. También, recordar una anécdota que te haya hecho reír mucho, ¡y contársela a aguien!

DÍA 6: ESPIRITUALIZATE

¿Estás buscando algo diferente para leer o ver? Todo lo que puedas hacer para favorecer tu calma interior y no generar más ruido mental, favorecerá al mundo también. Por eso, nuestra práctica del día 6 tiene que ver con espiritualizarse, es decir, nutrirnos de contenido enriquecedor para nosotros y para los demás.

Te damos algunas ideas.

🔶 En nuestra sección de meditación y contenido encontrarás audios, notas y videos, todos de acceso gratuito. Es material que ayuda a poner el  foco en llevar una vida consciente.

Ingresá a la sección CONTENIDO y encontrás estas categorías:
✔️ Espiritualidad y Conciencia; Relaciones y Vida Cotidiana; Trabajo y Propósito; Ciencia, Salud y Sanación; Insipiración y motivación. Todos los contenidos (audios, videos y notas) incluyen su tiempo de lectura o reproducción. Hay recursos desde 1 minuto hasta más de una hora para aprovechar según el tiempo que tengas.

✔️Maestros: aprovechá la oportunidad de tener más tiempo para conocer nuevos maestros que nos indican dónde mirar para nuestra máxima expresión. Encontrá sus biografías y otros recursos.
✔️Libros y películas: recomendación de libros y películas espirituales. Para esta ocasión te recomendamos de nuestra lista: “Nuestro planeta” (One StrageRock) y “La llamada de la valentía” (de Brené Brown), ambos para ver en Netflix. También, el libro “Cuando todo se derrumba” de Pema Chordón.

DÍA 8: PERDONAR

El Ho’ponopono es una práctica que puede ser una meditación o una plegaria. La palabra significa “corrección” e implica manejar nuestro mundo interior y supervisar lo que se manifiesta en nuestra conciencia estando presentes.

Esta especie de mantra, popularizado por el doctor hawaiano, Hew Len, busca llevar la mente al “punto cero”, donde ya no hay pensamientos. Es el punto desde el cual fluye la divinidad en nosotros. El propósito de esta herramienta es ir directo al inconsciente para limpiar todos nuestros recuerdos recurrentes que construyen una realidad mental que obtura la presencia divina.

Un aspecto muy importante de esta práctica es: “100% responsabilidad”. No culpamos a nadie que nos haya ofendido y no es necesario que estemos en falta nosotros para pedir perdón. Nosotros nos hacemos responsables de todo ya que la experiencia que estamos teniendo dentro de nuestra conciencia es enteramente nuestra.

El Ho’ponopono consiste en repetir cuatro enunciados, cuyo orden no es estricto:

Lo siento
Perdóname
Te amo
Gracias
LO SIENTO: al invocar esta frase, aceptamos los pensamientos, emociones y acciones que causan conflictos en el mundo porque estos conflictos se manifiestan dentro de nuestra propia conciencia.
PERDÓNAME: esta expresión pretende volver a la armonización del mundo para alinearnos con nuestro ser superior. La plena responsabilidad nos lleva a pedir perdón.
TE AMO: El amor, como fuerza todopoderosa, despeja los datos de la personalidad, genera una total reconciliación y crea vacío desde el cual fluye la divinidad.
GRACIAS: es demostrar gratitud por la limpieza que se produce al despejar todo el ruido mental y emocional. .
Te sugerimos usar esta herramienta durante unos minutos todos los días.

DÍA 9: ACEPTAR

Hay mucha confusión con respecto a la aceptación en el ámbito espiritual. Como todos los maestros refuerzan la importancia de aceptar lo que surge en nuestras vidas, Eckhart aclara el tema frente a la pregunta de un participante: ¿Cómo puede usted decirle a la gente que acepte su situación de vida? Tolle explica que lo que debemos aceptar es el momento presente – incluso elegirlo – que no equivale a aceptar la totalidad de una situación de vida que es desfavorable.

El momento presente no equivale a la suma de momentos que componen una situación de vida. Sí es preciso aceptar el momento (estoy en el barro) para saber cuáles serán los pasos siguientes para salir de allí. Pero aceptar significa que no sirve pelearse con la realidad durante el proceso. Al abandonar la queja mental continua nos abrimos al momento tal como es y esto nos permite llevar a cabo con claridad los cambios que consideremos deseables.

Práctica: en tu práctica de meditación, aceptá cada pensamiento, cada emoción que surge: la clave es reconocerlos. No los rechaces, no te pelees con lo que aparece. Simplemente observalos y dejalos ir.

Hacé lo mismo con el contexto mundial que estamos viviendo o cualquier situación desafiante que estés atravesando ¿Podrías aceptar el momento tal cual es? Y luego de hacerlo, ¿Qué podrías hacer desde tu lugar para generar el cambio que tanto deseás? Observá cómo cambia la cualidad de tus acciones, cuando tenés el coraje de aceptar antes.

DÍA 11: AMAR MÁS

Si hay otra lección que podemos aprender, al tener que estar alejados de nuestros seres queridos y las cosas que más nos gustan, es que antes, tal vez no amamos todo lo que éramos capaces de amar. Tal vez nuestra atención tendía a ir a la falta, al juicio, o a culpar al otro. Son reacciones que reflejan nuestro miedo. El amor atrae al amor. El miedo atrae al miedo. ¿Qué querés atraer a tu vida hoy y para siempre?
Según Un Curso de Milagros hay tan solo dos emociones: miedo y amor. Y en cada situación, solo puede estar faltando aquello que no estamos dando. Por eso, si te ves en una situación que te rodea de miedo podés hacer un intento por poner más amor.
Lejos de ser una emocion cliché, el amor es una fuerza poderosa. Y según los sabios maestros despiertos es lo único que hay. Por eso, cuando pensamos con amor, estamos pensando correctamente. Cuando pensamos sin amor, estamos bajo los efectos de la ilusión; estamos viendo algo que en verdad no está ahí.
Hoy mirá con los ojos del amor. Hoy buscá amor. Hoy ofrecé tan solo amor.

DÍA 12: MEDITAR

Meditación para cultivar la compasión – Leer más

Nuestra compasión no conoce límites. Cuando abordamos las situaciones con compasión infinita, encontramos una fuente inagotable de amor que nos sostiene y que nos guía.
Hoy seguimos invitándote a amar más con una meditación guiada y, como dice Thich Nhat Hanh, “Que nuestros corazones se llenen de nuestra propia compasión, hacia nosotros mismos y hacia todos los seres vivientes”. Que así sea.

DÍA 13: ABRAZAR

¿Extrañás abrazar a tus seres queridos para darles una demostración de cariño?
Te ofrecemos una forma de expresarlo a través de la intención, con un “abrazo de luz”. Cuando le enviamos a alguien un abrazo luminoso, conectamos toda nuestra existencia con la fuente de amor que vive en nuestro corazón. Este amor nace en lo más profundo de nuestro espíritu. De esta manera logramos una vibración energética que está en sintonía con nuestro ser interior, produciendo una iluminación que va más allá de todas las barreras físicas. Aunque no lo percibamos físicamente, estaremos irradiando luz, amor, cariño, calma, contención y energía vital.
Te proponemos que al pensar en tus familiares y seres queridos, o cuando te cruces con algún vecino; en vez de darles un abrazo físico, les envíes un abrazo de luz para cuidarlos desde la intención, cuidándote a la vez, y cuidándonos así entre todos. Al menos hasta que podamos volver a darnos los tan añorados abrazos.
.

DÍA 15: APRENDER

En momentos de crisis tenemos dos caminos a tomar: el del miedo o el de la oportunidad. Es decir, deprimirnos y angustiarnos o ver la oportunidad que nos trae esta situación y aprender la lección que la vida quiere enseñarnos. El miedo no nos aporta nada, al contrario, nos lleva a la ira, a la frustración y a la angustia. En cambio, la oportunidad nos puede llevar a una profunda transformación, si lo utilizamos para nuestra evolución. Es importante no querer controlar lo incontrolable, entregarnos y confiar que hay algo más grande que nosotros que sabe por qué pasan las cosas.
Te contamos algunas de nuestras lecciones aprendidas para momentos de crisis: solidaridad, interconexión, tiempo de reflexión, compasión, impermanencia, responsabilidad como ciudadanos, valorar lo que tenemos, aprender a parar, creatividad, flexibilidad y la importancia de la libertad.

Contanos qué lecciones estás aprendiendo vos en este momento.

La gran lección de la situación actual es que todos estamos indefectiblemente conectados. De la misma manera que el miedo llegó, podemos intentar trascenderlo y encontrarnos con la oportunidad de generar un cambio profundo. Centrándonos en nuestro interior, acompañándonos, y uniéndonos, contribuimos a un cambio evolutivo que nos acerca cada vez más a vivir alinead@s con nuestro verdadero Ser.

Desde Guía Espiritual, queremos acompañar esta época que nos toca transitar. Entendemos que además de cuidarnos con responsabilidad podemos poner foco en lo que queremos construir para nosotros, para los demás y para todo el mundo.

Según Un Curso de Milagros, todas las mentes están unidas. Lo que podamos hacer para estar en paz y armonía con nosotros mismos, lo estaremos contagiando a los demás. Estemos físicamente cerca de ellos, o no.

Queremos que estas herramientas que compartimos también en redes, en nuestaro Facebook e Instagram, las tengan siempre a mano. Son ideales para recargar energía, para poder practicar, reflexionar, profundizar, y sobre todo para subir el volumen de lo real y lo importante.

En comunidad, junto a nuestros pares, es mas transitable y más rico el camino espiritual. Por eso, los invitamos a unirse al grupo de facebook para expresar sus vivencias y compartir las experiencias de otros.

¡Quiero unirme a la comunidad de amigos de Guia Espiritual!

Share

Dejar un comentario