Fundación Natalí Dafne Flexer

 

A veces ciertas historias nos muestran que es posible transformar el dolor extremo en amor hacia otros.

Es el caso de Edith Grynszpancholc, mamá de Natalí Dafne que tuvo que enfrentar su dolor más profundo, la pérdida de su hija de siete años en manos del cáncer.

Lejos de dejarse vencer por ese dolor, un día se puso de pie comprometiéndose a ayudar hasta los límites de lo imposible a los chicos y a sus padres que atravesaban una situación similar. y así nació en 1995 la Fundación Natalí Dafne Flexer.

Su misión es promover el acceso de niños, adolescentes y jóvenes enfermos de cáncer al tratamiento adecuado en tiempo y forma y brindar a ellos y sus familias las mejores condiciones de soporte y cuidado, a lo largo del tratamiento y más allá del mismo.

“La ayuda y los servicios que brindan se realizan, en la totalidad de los casos, en forma gratuita”

El objetivo principal de la institución es acompañar al niño, a sus padres y a todos aquellos que lo rodean en las múltiples necesidades que surgen a partir del momento del diagnóstico, Entendiendo lo importante que es en estos momentos difíciles, sentirse acompañado, tener donde acudir en busca de fuerza, apoyo, escucha atenta, información, ayuda, etc. En un intento de acompañarlos en este trayecto, se promueven distintos servicios y actividades y la casa de la fundación es un lugar de encuentro para todos aquellos que de alguna forma están en contacto con el cáncer infantil.

 

¿Cómo podés ayudar a la fundación?

Voluntarios

Muchas de las actividades de la Fundación están sostenidas por el trabajo de voluntarios que colaboran en una gran diversidad de tareas: acompañamiento y juego con los niños, realización de talleres creativos, clasificación de las donaciones, obtención de recursos varios, organización de eventos y asesoramiento profesional.

Los voluntarios constituyen el recurso más valioso de la organización. Actualmente la Fundación cuenta con más de 150 voluntarios.

Darles una Mano

La mayoría de las familias que asisten a nuestra Fundación son de muy escasos recursos o totalmente carenciadas. Muchas veces, son derivadas de los hospitales de sus lugares de origen para recibir tratamiento en los hospitales pediátricos de Capital y Gran Buenos Aires.

Los niños con cáncer y sus familias atraviesan por una difícil situación que necesita una rápida y eficiente respuesta. Muchos de los servicios que ofrecen requieren de dinero en efectivo para ser cubiertos. Es el caso, por ejemplo, de los gastos de transporte hacia los centros de tratamiento, la medicación urgente, las prótesis de todo tipo, agujas, catéteres, alimentación especial y otras gestiones de urgencia.

La totalidad de servicios que ofrecen a las familias son gratuitos. Por eso, tu colaboración es muy importante y les permite continuar con su misión.

 

Si querés conocer más o contactarte con la fundación: https://www.fundacionflexer.org

Share